Este 29 de julio se cumplen nueve años desde que Aku, nuestro perro, está con nosotros. Le encontramos en el pueblo, en la calle, abandonado, asustado y hambriento. Vino a casa y desde entonces está con nosotros. Nueve años de amor, de comunicación, de comprensión. Nueve años de perfecta camaradería, todos aquellos que aman, o améis a los perros, lo entenderéis perfectamente. Ningún disgusto, al contrario. Quizás el único, inevitable por otra parte, es que se hace mayor, que su vida, como la de todos ellos, es más corta que a la nuestra. Desgraciadamente.

Ahora y aquí, gracias Aku. Y gracias a todos los perritos que hacen que podamos disfrutar de la amistad perfecta, de un amor incondicional.