Nadie puede negar la importancia alcnnzada por el cómic, actualmente podemos considerarlo una nueva manifestación artística, desde hace unas décadas ha cobrado un fortísimo empuje. Algunos de sus héroes se han convertido en verdaderos iconos de nuestro tiempo y nuestro imaginario, nombres conocidos de todos, sus seguidores se cuentan por millones.

Y ahora, desde hace unos días, nos llega este «Camino de sirga» en versión cómic. Toda una sorpresa. Y un esfuerzo muy meritorio de quienes lo han hecho posible, sin duda Jesús, él mismo pintor y dibujante, se hubiera sentido complacido y, ¿por qué no? halagado: edición y presentación cuidadas, imágenes muy expresivas, conserva toda la esencia del «Camino», hay que felicitar a Roberto Moroe, el autor. Ahora bien, permitidme, por una vez se desmiento de forma rotunda el viejo dicho, tan socorrido, que asegura que una imagen vale más que mil palabras. Ni de lejos. Nada puede sustituir las palabras de Moncada, nada puede aproxiamrse al monumento literario que nos ofreció en aquel ya lejano 1988. Sin embargo, bienvenida sea esta versión en cómic. Muchos la tomarán en sus manos, con curiosidad sin duda. Y estas imágenes, estas palabras, pueden despertar su interés llevándoles, ahora sí, a disfrutar plenamente de una gran obra de nuestra literatura, «Camino de sirga».