Viviendo en un pueblo pequeño, son muchas las cosas que no están a nuestro alcance. Hoy, para hacer algunas compras, nos hemos dirigido a Zaragoza. Una bonita excursión por tierras aragonesas.