Ayer, de regreso de Tortosa, a la altura de Xerta, pudimos ver el Arco Iris. Fue todo un espectáculo, no lo esperábamos.