Este pasado fin de semana actuaba, en el Centre Cultural de Terrassa, el ruso Ivan Vasiliev. Hijo del gran Vladimir Vasiliev, muchos le consideran, en estos momentos, el mejor bailarín de clásico del mundo. Una cita ineludible para cuantos amamos el ballet. Ha merecido la pena asistir.