Aparecida ayer en el espacio del Temps. Xerta, a orillas del río. El Baix Ebre estos días, plena temporada, es un estallido de cítricos, de color. Una verdadera preciosidad.