Se aproxima el nuevo año, momento en que todos formulamos nuestros deseos. Nunca está de más recurrir a la tradición de las velas de cera de abeja. El día 11 podemos hacerle nuestra primera petición.