Oficios y habilidades de otros tiempos que, demasiadas veces, parecen camino de desaparecer y que hombres y mujeres enamorados de  su trabajo conservan con cuidado. Hablamos de la artesanía, regulada entre nosotros por Artesanía Catalunya, con sede en la calle Banys Nous de Barcelona, donde podemos admirar verdaderas maravillas, fruto del trabajo de estas personas. Es también esta entidad la que da los carnets de artesano a quienes lo merecen y la que, de vez en cuando, otorga a los mejores el título de maestro artesano. Este año se lo han dado a Teresa, quien lo recibió de manos de nuestro presidente en un acto celebrado en el Salón de Sant Jordi del Palau de la Generalitat.