Semana Santa en el Bajo Aragón es sinónimo de tamborradas. Alcañiz, Calanda, Hijar, entre otros, son puntos obligados en la «Ruta del Tambor y del Bombo». En los últimos años se les ha unido Valderrobres, en el Maarraña. Los tambores resuenan por todo el casco antiguo. Impresionante.