A las muchas amenazas  que ya planean sobre nuestras abejas se ha añadido, últimamente, la avispa velutina asiática. Una visita indeseada. En Mel Margalef, en El Perelló, hemos podido ver y se nos ha permitido fotografiar (¡muchas gracias!) un nido de esta peligrosa especie.