El próximo diciembre Aku cumplirá doce años, una edad respetable para un perro. Esta noche, sin embargo, ha sido de nuevo un cachorro de dos meses, ha pillado un almohadón de plumas y, como puede verse, le ha hecho un buen trabajo. ¡Y cada día que pasa le queremos más!